Columnas
Editorial: Echeverría en la mira; sistema anticorrupción a prueba
Por: Redacción el 10 de julio de 2017
Editorial:  Echeverría en la mira; sistema anticorrupción a prueba
El Sistema Local Anticorrupción, aún sin terminar, ya se encuentra a prueba ahora que la cloaca de los Servicios de Salud y la Secretaría de Salud que dirigía Ernesto Echeverría Aispuro, se destapó y soltó un tufo a podredumbre con los contratos que el doctor otorgó, simulando un proceso de transparencia, a sus socios, la familia Salido Artola, violando disposiciones legales en la materia (Noroeste, lunes 3 de julio.)

Pero apenas es la punta del iceberg de la red de corruptelas que tejlió el exsecretario malovista, pues recuérdese que el negocio de los hospitales generales, que iban a representar miles de millones de pesos para los contribuyentes, fue congelado cuando parte de la iniciativa privada y un segmento importante del Congreso del Estado, en su edición 61, se opusieron ante las irregularidades en el proceso de licitación de las obras, una para Culiacán y otra para Mazatlán, que concluyó con la revelación de que los precios se los terrenos elegidos habían sido inflados grotescamente.

Si alguien una y otra vez fue señalado de malos manejos de los recursos durante el sexenio pasado fue Echeverría Aispuro, pero también una y otra vez fue amparado por Mario López Valdez, bajo la premisa de que si hay un desfalcador es porque existe alguien arriba que lo permite, porque además lleva dividendos. La corrupción no es de uno solo.

Al ser, claro, protegido por Malova, también el manto de la impunidad al doctorcito se extendió desde la misma Tribuna del Congreso y de la Auditoría Superior del Estado, que bajo la alegata de que la Auditoría Superior de la Federación era la entidad que auditaba, dejó pasar las corruptelas que se fraguaban al interior de los Servicios Coordinados de Salud.

Echeverría siempre negó todo (y hasta la fecha a sus cercanos les dice que “esa noche yo no andaba ahí”), e incluso cuando fue descubierto a través de documentos de las licitaciones de los hospitales generales que mentía arteramente, trataba de esconderse de la prensa, y a más de un reportero que lo cuestionó le dio un portazo de la camioneta que usaba.

Hay que recordar, además, que uno de los motivos por lo que la cuenta pública del primer semestre de 2016 fue rechazada por el Legislativo en enero pasado fue por las irregularidades que brotaron, específicamente de una cantidad optimisma por el orden de los 500 millones de pesos.

Es la hora, pues, se probar todo el andamiaje anticorrupción que se está construyendo; es la hora en que el sistema político y sus estructuras legales demuestren que realmente quieren transparencia y combatir la corrupción y abatir la impunidad. Señores y señoras que están en las instituciones legales establecidas, el pueblo está esperando...


*Publicado en la edición número 22 del semanario Diario Adiscusión de la semana del 9 al 15 de juio
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIARIO ADISCUSIÓN; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Columnas| Noticias relacionadas