Columnas
El armamentismo en Sinaloa
Por: Redacción el 10 de julio de 2017
El armamentismo en Sinaloa
CORRIENTE ALTERNA*


Martín Durán

Se incrementan homicidios mediante el uso de armas de fuego


Por más que las autoridades de todos los niveles aseguren potentes armas de fuego en Sinaloa, parece que más tardan en ponerlas a disposición de la autoridad, incluso con personas detenidas, que en multiplicarse en las calles de las ciudades y pueblos.

Parece que es más fácil conseguir armas de fuego ilegales, sofisticadas, desde barret calibre .50, hasta fusiles AK-47 y AR-15 de última generación, que los libros de Juan Carlos Onetti o una buena biblioteca abierta en Culiacán.

De acuerdo con el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, desde que entró en vigor en el país en junio de 2016 el sistema penal acusatorio se incrementaron los homicidios con armas de fuego, ya que de cada 10 asesinatos antes por lo menos 4 eran con proyectiles de bala; en un año nada más se incrementó a 7 de cada 10.

En Sinaloa no hace falta decirlo cuántos crímenes se cometen a balazos; todos los días los vemos, y todavía no hay una razón bien explicada por qué las calles están inundadas de armas.

Programas como la campaña de donación de armas ni si quiera le hacen una raspadura al boyante armamentismo en el estado y más de alguna autoridad, incluyendo a Sales Heredia, se está quejando de que las garantías que otorga el sistema penal al imputado del delito de portación de armas de fuego lleva a los jueces a liberar si no expeditamente, sí en el corto plazo a los detenidos.

Pero las autoridades de los estados y las federales también deben de concentrar sus esfuerzos en el cómo entran esas cantidades ingentes de armas de fuego al país. Ya se ha dicho de la doble moral de los Estados Unidos, que por un lado exige a México combatir el tráfico de drogas, pero por otro surte de manera ilegal a los cárteles con toda esta maquinaria de matar.

El problema, como el de las drogas, no nada más es de índole nacional, sino internacional, pero como toca intereses de los gringos y de otros países que se hacen ricos con la venta de armamento sofisticado, es muy seguro que se hará poco por solucionarlo. Además, en un país tan corrompido como el nuestro, un sistema como el acusatorio se ha venido desparpajando por lo que todos ya conocemos: el cáncer de la corrupción e impunidad, que es la puerta libre a los matones. Como reveló un estudio reciente sobre los asesinatos en Latinoamérica: se mata porque se puede, porque el responsable simplemente sabe que no habrá castigo.


Las cuentas públicas, ¿opacas?

Los argumentos para modificar el 37 constitucional en referencia al análisis de las cuentas públicas de las entidades en Sinaloa hasta ahora resultan falaces, por más explicaciones que pretendar dar.

Pero aquí les va: como ellos no son ni auditores ni expertos en la materia de fiscalización, ergo, tampoco lo son aprobando leyes, ni hablando a diestra y siniestra de otro tema que, de acuerdo a su currículum y su grado de estudios, no dominan. ¿Por qué entonces a los candidatos a diputados no se les aplica un examen para ver si están calificados para ser legisladores? ¿Por qué no se les exige el control de confianza? Total general, ya se declararón ineptos para revisar las cuentas públicas; total parcial: otras legislaturas han reconocido que se han equivocado a la hora de aprobar una reforma. En fin.

Pero lo que es una realidad es muchos diputados, de hoy y siempre, son unos burros a los que sus asesores le hacen toda la chamba, en el caso de que tengan asesores; pero otros que triunfan en una competición de zafios, ni siquiera a eso llegan. Qué hacer si a ellos no les da vergûenza.


Don Beltrone...

A un mes de celebrarse la asamblea nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones salió a dar una entrevista al diario Reforma, con un discurso que huele a que no cejará en su empeño por ser candidato presidencial, y por ahí va armando sus piezas del rompecabezas. Pero este país necesita más que a un alumno avanzado del viejo capo de la Dirección Federal de Seguridad, don Francisco Gutiérrez Barrios. Son tiempos difíciles para el ciudadano, que ya empezará a sentir a la jauría política tras el ya cercano 2018.


*Publicado en la edición número 22 del semanario Diario Adiscusión de la semana del 9 al 15 de julio.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIARIO ADISCUSIÓN; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Columnas| Noticias relacionadas